25 de julio de 2005

la estancia vacia


un libro de charles morgan, lo compré porque me pareció lindo, es de 1943 y tiene para mi ese valor agregado de lo viejo, está bien mantenido y su antiguo dueñoa se ocupo en preservarlo y coloco cinta adhesiva en la tapa a modo de plastificado. Lo terminé de leer porque es corto tuvo su suspenso, la historia habla de un oftalmólogo que deja de operar para ponerse a desarrollar un armamento de la segunda guerra, todo esto pasa pronto a segundo plano y se abre la historia de la familia que habita una casa deshabitada a la vez, con una fantasma que de pronto aparece.. todo muy correcto muy inglés, muy frío, mucha palabra y poca acción, ese es el sabor que me deja, una ausencia presente, un deseo que no se satisface y queda ahí... "no son las cosas exteriores lo que le hacen a uno feliz; es algo en el interior de uno lo que las hace parecer buenas o malas..." últimas palabras antes de ser ubicado en la estantería y unas palabras q saltaron y me hacen pensar que habra malo en mi si el libro dice cosas buenas... :S Y bueno para finalizar el lápiz que sigue el ritual que yo misma me cree, un libro no es mio hasta que lo leo, entonces puedo escribir mi nombre entre sus hojas y se une al resto de mis tesoros...

No hay comentarios.: