29 de marzo de 2011

reflexiones; sudoku



Este viene siendo uno de los únicos espacios con que voy contando para publicar mis cosas anónimamente, medio idiota la frase publicar (hacer público) pero sin que se note tanto sin que yo lo note mejor dicho, no como en los otros espacios que la cosa es más abierta. En fin este espacio entonces lo voy a aprovechar mientras me dure a fin de satisfacer estas necesidades de expresión...

Pensaba en muchas cosas, pero una de ellas es respecto de los juegos y en particular del sudoku, de la lata como diría mi amigo, pero yo le encuentro su gracia a ese ordenamiento numérico, que pudiera ser muy sencillo pero que un solo error involuntario imposibilita todas las demás jugadas ya que en un momento simplemente hay un error y no se debe continuar sin antes verficar o simplemente trazar la línea diagonal entre todos los cuadros y darse por vencido...

Tenemos un juego y un movimiento, la reflexión y de que solo tú mismo te llevas al error y a terminar el juego, es como la vida misma y de los errores que se cometen con cierta consciencia o no y que te llevan al final que en el fondo se conocía desde un principio, este juego nos muestra en nuestras narices que somos nuestro propio adversario y debemos enfrentarnos nada más que frente a nuestro proceso de ubicar números en cuadros... a la capacidad o incapacidad de realizar las relaciones y principalmente la observación del campo de juego donde van ubicados cada uno de los números, donde cada casilla significa algo y te proporciona la ayuda para poder continuar. La observación bella herramienta sin la que te pierdes tanto!! elemental para la vida para mi vida... buenas noches