25 de octubre de 2016

Abstracto3

Quedar paralizada ante un encargo que no resulta muy cómodo no es grato. Vuelan los días y nada se asoma, hay que alejar el miedo y tirarse... malo para quien le da tanta vuelta al pensamiento... ya vamos, ya vamos, pensamos en una buena solución así que nada que perder...

No hay comentarios.: